martes, 11 de enero de 2011

Casi no lo contamos

Hace unos dias el 02 de enero , mi esposo y yo salíamos de vacaciones a la costa: Ibamos a la velocidad recomendada según las señales de tránsito hasta que el el km 39 de la ruta Nacional 36 que une la autopista Buenos- Aires . La Plata con la Autovía 2 un caballo que circulaba en contramano entre el alambrado que divide las dos manos de la ruta y el guardarraid (del lado izquierdo del conductor) salto a la misma de forma imprevista con la intencion de atravesarla, sin darnos tiempo de cambiar de carril o detenernos ya que circulaban numerosos coches. En conclusión embestimos al animal el cual pasó por arriba del auto. Fotos:

http://www.slide.com/arrange?nxcid=t9bqxyFg4D-StjjMb95S7f4yhjpmhw3F


En general de los accidentes en ruta de éste tipo no suele haber sobrevivientes ya que por el tamaño y pesa de la bestia suelen ingresar por el parabrisa las patas o el cuello lo que provoca la muerte de las personas que se encuentral alli. Este no fue el caso ya que nosotros dos salimos ilesos. El caballo pereció un rato después. Los vecinos que se acercaron comentaban que habían llamado a las autoridades para que atraparan al caballo ya que preveían un accidente, pero estas no actuaron y el desenlace fue el narrado. Es decir que "si se puede evitar, no es un accidente" Esta es casualmente la frase que acompaña la campaña de EDUCACION VIAL, ideada por la Agencia Nacional de Seguridad Vial. En realidad no debe quedar en una frase sino que hay que HACERLO real.

Desde la escuela trabajamos mucho para crear el perfil de conductor responsable:

http://elsacravial.blogspot.com

http://celularenlaescuela.blogspot.com/


Siempre las campañas se basan en multar al incumplidor, pero ¿porque no premiar a los que si observan y cuidan no solo sus vidas sino las de sus congéneres?

El siguiente video es una iniciativa del Gob de SUECIA y la empresa WOLLKSWAGEN en el que muestran como premian a los que conducen. Ellos pensaron que quizás la gente obedecería en mayor proporción el limite de velocidad porque sería divertido hacerlo.

Instalaron cámaras que tomaban la patente de aquellos autos que respetaban la velocidad máxima permitida y éstas generaban un número de registro que luego ingresaban a una lotería. Los ganadores recibían un premio en efectivo y eran notificados po r correo postaldel premio. Y el premio se generaba con el dinero que los infractores deben pagar por no cumplir con la norma. Creatividad al servicio de los ciudadanos!!!










No hay comentarios.: