El limbo tecnológico: Entre la virtualidad y la realidad:

Esta semana participé del 1er Congreso Mundial a Distancia de Métodos Apropiados de Resolución de Conflictos, invitada  por Alberto ELISAVETSKY, Administrador y mentor de ODR Latinoamérica http://odrlatinoamerica.ning.com  y organizador del mismo y realizado entre los dias 17 y 21 de mayo http://e-marc.net/programa-del-congreso


Desde hace tiempo somos testigos y a la vez protagonistas de un cambio de paradigma que nos atraviesa a todos, tecnofóbicos  y/o tecnológicos.

Aun queriendo estar al margen,  la tecnología nos incluye, a pesar de la brecha digital. Las comunicaciones convergen en un punto y de forma tal que no podemos estar abstraídos de ellas.  
Un nuevo paradigma ha surgido por lo cual nuestra participación en la Web se ha modificado, y de ser simples observadores nos hemos convertido en prosumidores. (productores y consumidores de productos digitales)

Esta situación dada en diferentes ámbitos en el que se desarrolla el ser humano, y en diferentes etapas de la vida, niños, adolescentes, adultos y adultos mayores, permite que gracias a los diferentes dispositivos existentes en el mercado, estemos disponibles en la web las 24 horas, Esta  “ubicuidad”  tecnológica,  produce en muchas personas una Urgente Necesidad de estar visible, de ser encontrado permanentemente

Aún cuando estamos de vacaciones muchos sienten esa urgente necesidad de compartir la vida con su entorno y con extraños en diferentes formatos, a través de las redes sociales,  ya sea en relatos, en videos,  en fotos. A manera de bitácora describen el recorrido que se está realizando, trasmitiendo sus impresiones y sus sentimientos, convirtiéndose entonces en una necesidad el hecho de ser aceptado y ser aprobado, no sólo por el propio entono intimo sino por extraños que solo reciben una porción virtual recreada, en la que en numerosas oportunidades es “Construida” exprofeso.

No siempre es el yo real sino que se transforma en “Otro Yo”, “Otra persona” dado que el hecho de tener nuevos amigos “virtuales” que no conocen mi pasado  reciben una versión mejorarada, recreada de mi mismo.
 
Se borra el límite entre lo privado y lo público, y la vida pasa a ser 100% pública lo que se podría darse en llamar el síndrome de “Gran Hermano”

Esta sobreexposición mediática es indefectiblemente generadora de conflictos tanto familiares como en el ámbito laboral. perdiéndo o destruyéndose lazos. Entonces somos testigos de por menores de rupturas familiares a raíz de publicaciones en la Web, despidos laborales causados, ya sea por comentarios evaluativos de jefes o de la empresa, por difundir información empresarial o porque la imagen que se trasluce en la Web no es apropiada para el cargo que desempeñamos, dado que lo virtual pues no es ni real ni potencial , está en el orden de lo real.

Se agrega entonces otra pata a la mesa que es la  REALIDAD VIRTUAL, una construcción de una nueva personalidad.

Puede ser que mi yo virtual sea construido sólo para divertirme en momentos de ocio, o puede ser factible que no conforme con mi estilo de vida me fabrique una, y viva a través de esa representación gráfica (denominada avatar) , produciéndose entonces una disociación del ser,

Esto de poder manipular la “realidad virtual” dota a la persona de un poder que antes de la irrupción de la tecnología era impensable o un tanto  más difícil,

Pero no es la tecnología la que produce el problema, sino que la misma transparenta un problema/ conflicto o una disociación ya existente. En realidad la potencia. “No es la hermanita per-se sino el uso que hacemos de ella.Quizás  algunas cuestiones tengan un tanto que ver con esto de prolongar la juventud por siempre, el “estado ideal” en que la industria de consumo nos envuelve.

Los invito a ver el siguiente video.




  
Hace unos dias atras el diario The New York Time publicaba una noticia titulada "Las múltiples pantallas fomentan la convivencia Familiar"  donde da cuenta del cambio que se está produciendo en el seno de las familias norteamericanas en donde el living se estça conviertiendo en un "Centro de Comunicaciones y de entretenimiento familiar" Cada miembro de la familia con una pantalla igual o diferente pero cada uno enfocado en sus gustos. Comparten el espacio pero no las actividades, por lo que estan cada uno en "su mundo" pero en armonía entre ellos. Esta foto familiar podría ser similar a otra en diferente época,  donde cada miembro de la familiar podría estar  leyendo un libro/ periodico diferente. Solo cambió el dispositivo. Interesante nota para leer y pensar sobre las relaciones familiares mediados por pantallas

Las Multiples Pantallas fomentan la convivencia familar

A manera de síntesis final: Creo que debemos hacer  un uso medido de la Web, y que esta  no nos gobierne, disfrutemos también  de la relaciones cara a cara, del placer de un abrazo y de una caricia, no nos desconectemos de la Vida real con todo lo bueno o no que ello implica.


Comentarios