Entre sensores y millones de datos (Parte 2)

La siguiente parada del itinerario fue la muestra BIG-BANG DATA que se está realizando en el Espacio de Fundación Telefónica hasta el 28/11/2015.

 La muestra nos hace reflexionar sobre la explosión de datos especialmente en los últimos 10 años en los que gracias a los dispositivos que emiten información a través de Internet, la llamada "Internet de las cosas".

Cuando hablamos refiríendonos a los datos que están en "la nube" no tenemos real conciencia de dónde se encuentran físicamente los datos, porque en algún sitio físico se almacenan, aunque no lo pensemos así. El volúmen de datos que se generamos diariamente es tal que amerita encontrar formas eficientes de resguardarlos. 

A cada paso que damos estamos generando y enviando datos sin que para ello nosotros nos conectemos a Internet : al utilizar la tarjeta "SUBE", al interactuar con un cajero automático, pagando un gasto con tarjeta de crédito, dejando regsitrada nuestra imagen en alguna de las miles de cámaras que se encuentran en comercios, en la vía pública.  Y si contamos con un dispositivo móvil conectado a la web teniéndo activado Wi-fii, Bluetoooth aunque no lo toquemos estamos enviando información (salvo que esté en modo avión y no nos comuniquemos con nadie, aún así la empresa telefónica posee información de cómo, cuándo y dónde estamos). Lo que nos lleva a plantearnos cuestiones que hacen a la privacidad.

Existe una aplicación Thingfull  que nos permite tener una idea de la "Internet de las cosas" y su capacidad de transmisión. Los puntos azules dan cuenta de dispositivos conectados a la Web permitiéndonos comprobar la desigualdad que existe entre los diferentes continentes en cuanto al acceso y disponibilidad. Thingfull envía a una plataforma la información recogida de diferente sensores (contenedores, mercaderías, indumentaria, inclusive animales  a los que se les ha implantado un chip, etc)  a nivel global



Por ejemplo todos los like que damos en Facebook, conversaciones, imágenes se hayan recopilados en un Data Center que se encuentra en el Ártico. La razón de ello es que además que los servidores  ocupan varias hectáreas demandan mucha energía para su funcionamiento y el hecho que se encuentre en una zona fría permite ahorrar energía para refrigerar los servidores. Al consumir mucha energía, los servidores,  necesitan un ambiente frió para que no se recalienten por lo que el lugar donde se erigen éstos es una decisión fundamental.




 Al ver estas imágenes podemos tener cierta idea de lo que estamos hablando. Toda nuestra vida digital se encuentra almacenada en alguno de estos "DATA CENTER" según sea el servicio que estemos utilizando.

Seguramente que estas imágenes a más de una empresa  se le acelera el ritmo cardíaco. ¿se imaginan acceder a toda la información de millones de usuarios en cuento a preferencias, y crear productos "a medida" irresistibles? lo que implicitamente nos lleva a pensar ¿estarán a buen resguardo de las garras de los  inescrupulosos? Una duda cruel que se nos clava cual espina en la mente.

Pero veamos el aspecto positivo y que pueden hacer con ellos la ciencia, el arte para mejorar nuestras vidas.

 La empresa Netflix con toda la información generada a través de los usuarios en función de sus elecciones es que creo la serie " House of Cards" la que se convirtió en un éxito. Es claro que iba a resultar así. Pateó el tablero de las producciones televisivas  y ahora va por más.

Respecto a la salud se ha podido impedir epidemias porque las autoridades sanitarias de algun país detectó una búsqueda inusual de sintomatología de una enfermedad en particular en  internet lo que permitió accionar los resortes para evitar que la enfermedad se extendiera. Obviamente esto tiene que ver con la conectividad y el acceso a las nuevas tecnologías por lo cual es que el acceso a Internet se considera un derecho Universal. O en situaciones de catástrofe en que la tecnología y el acceso a la información crucial permitió salvar vidas en sitios inaccesibles pero que lograron dirigir en forma telefónica una intervención de primeros auxilios. Actualmente los drones se han convertido en una alternativa en cuestiones de vida o muerte. 

Diferentes artistas han utilizado datos para producir obras. Tal es la que podemos apreciar realizado por Aaron Koblin , " Fligt Patterns 2005" en el que utiliza información del flujo de vuelos áreos sobre EEUU realizados durante 24 horas. 
 Codificando con colores cálidos las zonas donde se produce el mayor tránsito áreo. 

Inspirada en la obra Rayuela de "Cortazar" la primera novela de lectura no lineal, accedemos a una pantalla interactiva "maravillosa"  dónde cada punto blanco  nos permite adentrarnos en la obra y leer una página que escojamos. Ver


En la era de la imagen digital resulta asombroso caminar entre montículos de fotografías impresas que represetan un día de impresión de las imágenes subidas por los usuarios de Flickr.





Lo que nos lleva a plantearnos un tema que nos preocupa a buena parte de la sociedad que es la privacidad. Una vez subida una imagen a la web perdemos la propiedad y el control de la misma, una cuestión clave para trabajar los jóvenes en el aula.

El cine visto de otra forma.

Cinema Redux | Brendan Dawes

Cinema Redux procesa el contenido de un film para generar una imagen de 8×6 pixeles cada segundo. Cada línea de la composición final representa un minuto de la película formado por 60 fotogramas. Este proceso da como resultado una huella digital de cada película donde la lectura cuantitativa de cada una muestra de qué modo el estilo del director se puede leer en su ritmo de montaje y paleta de color. El autor ha realizado este proceso con 27 de sus películas favoritas.
 Si observamos detenidamente podemos analizar el uso del color y la luz en las peliculas con las que trabajo y su duración (imágenes resultantes más cortas)



Por ejemplo Jaws (Tiburón) nos permite ver que la mayor parte de su filmación se produce de día por lo cual abundan los colores pasteles Ver






Comentarios